Florida International University


Probablidades de la Velocidad del Viento

Breadcrumbs

Introducción

Los productos gráficos y textuales de las probabilidades sobre la velocidad del viento en la superficie entraron en vigencia a principios de la temporada de huracanes del 2006 para las cuencas del Atlántico y del Pacífico Nororiental.

Las técnicas esenciales fueron desarrolladas por investigadores de la NOAA y de la Universidad Estatal de Colorado, mientras que los productos en sí fueron desarrollados por el Departamento de Asistencia Técnica del NHC.

Cada gráfico de probabilidades de la velocidad del viento pronostican las velocidades de vientos sostenidos en la superficie de por lo menos 34 nudos (39 mph, fuerza de tormenta tropical), 50 nudos (58 mph), o 64 nudos (74 mph, fuerza de huracán) en áreas específicas del Atlántico y del Pacifíco Nororiental.

Los períodos cumulativos comprenden pronósticos de hasta 5 días en incrementos de 12 horas (es decir, 0-12 h, 0-24 h, 0-36 h, ... , 0-120 h). Se genera un gráfico específico para cada ciclón tropical activo, para cada período cumulativo, y para cada índice de velocidad del viento. Se proveen también animaciones de los diversos períodos. Éstas probabilidades cumulativas indican las posibles velocidades de vientos que podrían ocurrir en cualquier localidad específica del mapa. Dichas probabilidades se emiten entre las 0 horas y la hora del pronóstico.

Estas probabilidades son importantes en la toma de decisiones.

¿Cómo se diseña el mapa de probabilidades de velocidad del viento?

Se elaboraron 1,000 escenarios alternativos usando las siguientes bases proporcionadas por el Centro Nacional de Huracanes:

  • Errores históricos de trayectoria e intensidad.
  • Previos errores de cálculo de trayectoria e intensidad.
  • Climatología y modelos de radios de vientos sostenidos.

Se tiene en cuenta el debilitamiento de las tormentas ya en tierra firme y la probabilidad de superación de los umbrales de 34, 50 y 64 nudos.

Por ejemplo, 370 de 1000 realizaciones llevan vientos de 34 nudos a Fort Myers, Fl.

370/1,000 = 0.37 = 37% de probabilidad de vientos con fuerza de tormenta tropical en Fort Myers.

¿Cómo influye la imprecisión de un pronóstico de trayectoria en los resultados de la
probabilidad?

Diferentes errores históricos del Centro Nacional de Huracanes se muestran en función de la variación que existe entre los diferentes modelos de trayectoria.

Si los modelos de pronóstico de trayectoria son similares:

  • La región de probabilidad será más estrecha con las probabilidades mayores a lo largo del pronóstico oficial de trayectoria y las probabilidades menores a lo largo de los bordes.

Si los modelos de pronóstico de trayectoria no coinciden con la región de probabilidad, éstos serán más anchos con las probabilidades más bajas a lo largo del pronóstico oficial de trayectoria y una amplia área de baja probabilidad a lo largo de los bordes.

Ejemplo e interpretación

El gráfico del siguiente ejemplo demuestra las posibles velocidades de vientos huracanados (64 nudos, 74 mph) para el Huracán Charley (2004). Estos gráficos se basan en el aviso 14 emitido a las 5:00 PM el jueves, 12 de agosto, un día antes de que el huracán tocara tierra al suroeste de la Florida. La emisión del aviso se extendió hacia el norte a lo largo de la costa oeste de la Florida, desde Bonita Beach hasta Bayport (incluyendo Fort Myers, Port Charlotte, Sarasota y Tampa).

Los valores cumulativos de 0-120 horas se muestran aquí para indicar las probabilidades totales de presentarse vientos huracanados en cualquier punto del mapa. Aunque la trayectoria oficial para este aviso incluyó el centro de Tampa, este gráfico mostró probabilidades de generación de vientos huracanados sobre una gran extensión de la costa y zonas tierra adentro, incluyendo Port Charlotte en la Florida, localidad donde eventualmente el huracán tocaría tierra. Este gráfico es un excelente ejemplo de como las probabilidades de la velocidad del viento ayudan a los usuarios a comprender mejor un pronóstico. Esto también ayuda a entender mejor los cambios en la trayectoria del huracán donde se presentan vientos de igual velocidad.

Este gráfico también demuestra por qué es tan crucial hacer las preparaciones debidas cuando se emite un aviso de tormenta tropical, aún si la trayectoria pronosticada no pasa exactamente sobre su localidad.








Fig. 1 Gráfico de probabilidades de vientos (promedio) de por lo menos 64 nudos (74 mph, fuerza de huracán) durante las 120 horas (5 días) a partir de las 1800 UTC (2:00 PM EDT) del día jueves, 12 de agosto de 2004.

Los ejemplos gráficos de probables velocidades de viento para un período de 5 días en un aviso de huracán se basan en escenarios de: 34 nudos (39 mph, fuerza de tormenta tropical), 50 nudos (58 mph) y 64 nudos (74 mph, fuerza de huracán).

Fig. 2 Gráficos de probabilidades de vientos para el aviso 14 del Huracán Katrina (2005). Estos gráficos muestran probabilidades cumulativas de velocidad del viento de por lo menos 34 nudos (39 mph, fuerza de tormenta tropical) para cualquier punto del mapa durante un período de 5 días, a partir de las 2:00 PM EDT del 26 de agosto.

Fig. 3 Gráficos de probabilidades de vientos para el aviso 14 del Huracán Katrina (2005). Estos gráficos muestran las probabilidades cumulativas de velocidad del viento de por lo menos 50 nudos (58 mph) para cualquier punto del mapa durante un período de 5 días, a partir de las 2:00 PM EDT del 26 de agosto.

Fig. 4 Gráficos de probabilidades de vientos para el aviso 14 del Huracán Katrina (2005). Estos gráficos muestran las probabilidades cumulativas de velocidad del viento de por lo menos 64 nudos (74 mph, fuerza de huracán) para cualquier punto del mapa durante un período de 5 días, a partir de las 2:00 PM EDT del 26 de agosto.

Los ejemplos anteriores son gráficos de probabilidades basados en el aviso 15 del Huracán Katrina (2005) emitido 18 horas antes de la alerta de huracán para el sureste de Luisiana, y casi dos días y medio antes de que tocara tierra. Las probabilidades indican que el huracán tiene el potencial de afectar gran parte del área indicada.

Dichas probabilidades reflejan el pronóstico de la trayectoria, intensidad y tamaño del huracán. El ejemplo de Katrina es el de un huracán de grandes dimensiones. Sin embargo, no todas las tormentas abarcarán las mismas probabilidades dentro de un área tan extensa.

Las probabilidades de vientos huracanados (64 nudos, 74 mph) son menores que las de fuerza de tormenta tropical (34 nudos, 39 mph). Esto se debe a que principalmente los vientos huracanados no se extienden fuera del centro del huracán. Nótese que en este caso las probabilidades de vientos huracanados en un período de 5 días (120 horas) son prácticamente las mismas para el sureste de Luisiana y para el extremo noroeste de la Florida.

Por lo tanto, aunque es posible que la trayectoria exacta pase por una localidad específica de la costa, hay muchas otras localidades que tienen la misma probabilidad de presentar condiciones huracanadas. Es importante tener en cuenta que las probabilidades son para puntos específicos del mapa. Las probabilidades de que los vientos huracanados ocurran en algún lugar exacto o a lo largo de la costa del Golfo de México, en este caso de Katrina, son mayores que las probabilidades para cualquier otro punto.

Es decir, antes de que Katrina tocara tierra, existía la posibilidad de que partes de la costa del norte del Golfo de México fuesen impactadas por vientos huracanados, pero no se sabía exactamente cuál localidad experimentaría estos vientos. Finalmente, fueron las partes del sureste de Luisiana las que sostuvieron vientos huracanados. Mientras tanto, la parte oeste de la franja de la Florida no recibió mayor impacto.

En el ejemplo anterior, las probabilidades de velocidad de vientos huracanados son relativamente pequeñas (menos de 25%) en ciertos puntos a lo largo de la costa norte del Golfo de México, para un pronóstico de 5 días. Es importante mencionar que pese a que éstas probabilidades son relativamente pequeñas, siempre cabe la posibilidad de que puedan llegar a ser considerables.

Cabe decir que cualquier mapa de probabilidades indica disturbios que pueden potencialmente tener efectos moderados o extremos en una localidad particular. A medida que una tormenta se acerca a tierra, aun las probabilidades menores son suficientes para tomar medidas preparatorias y así proteger vidas y propiedades en caso de que el pronóstico se llegase a concretar. Se exhorta a la población a tomar conciencia del enorme potencial de daños materiales e intangibles, aún si las probabilidades de impacto en una localidad específica parezcan ser mínimas.

Este proyecto es patrocinado por la División de Gestión de Emergencias de la Florida.
© 2017 Florida International University | Web/Accessibility Policy |  Creado por Digital Communications | Website Feedback