Florida International University


Escala de Vientos Saffir-Simpson

Breadcrumbs

Introducción

La escala de vientos de huracanes Saffir-Simpson establece categorías del 1 al 5 conforme a la intensidad del huracán. La escala fue desarrollada por el ingeniero de vientos Herb Saffir y el meteorólogo Bob Simpson y ha devenido en una herramienta excelente para determinar los posibles impactos de un huracán.

La escala provee ejemplos en los Estados Unidos de los diferentes tipos de daños e impactos ocasionados por vientos según su intensidad. En general, los daños aumentan por un factor de cuatro en cada incremento de categoría. La velocidad máxima de vientos en la superficie está expresada por 1 minuto de viento sostenido en la base estándar de observación de 10 metros o 33 ft sobre áreas sin obstrucción.

Téngase en cuenta que los vientos más fuertes se hallan en terrenos altos y montañosos, tales como las Apalachinas o sobre las montañas de Puerto Rico, a gran diferencia respecto al impacto sobre las planicies.

Escala de Huracanes Saffir-Simpson

Saffir-Simpson Table PDF
Haga click en la ventana inferior para descargar una version detallada de la Escala de Huracanes.

Los datos históricos proporcionados para cada categoría corresponden a la velocidad máxima de vientos observados o calculados que ocasionaron los huracanes en cierta localidad. Estos no necesariamente corresponden al pico de intensidad alcanzada por el sistema durante su existencia.

Es también importante tener en cuenta que el pico de vientos huracanados en el intervalo de un minuto se cree que disminuye de categoría en categoría y por distancias cortas. Esto podría suceder a un kilómetro (media milla) de la costa.

Por ejemplo, el Huracán Wilma toco tierra en el 2005 en el suroeste de la Florida como categoría 3. Pero a pesar de que este huracán solo tomo 4 horas en atravesar la península, los vientos experimentados en los condados de Miami-Dade, Broward y Palm Beach fueron de condiciones de huracán de categoría entre 1 y 2. Sin embargo, hay excepciones a estas generalizaciones que son ciertamente posibles.

La escala no hace referencia a otros posibles impactos relacionados con un huracán, tales como la marea de tormenta, lluvias, inundaciones y tornados. También hay que señalar que las descripciones de estos daños causados por los vientos son hasta cierto punto interdependientes con los códigos de construcción locales y la efectividad, fiscalización y actualización de los mismos.

Por ejemplo, los códigos de construcción promulgados durante la década del 2000 en Florida, Carolina del Norte y Carolina del Sur probablemente redujeron el daño en nuevas edificaciones. Sin embargo, la mayoría de edificios existentes en la costa no fueron construidos bajo estos códigos actualizados.

Los daños que ocasionan los vientos de huracán dependen también de otros factores tales como la duración de los fuertes vientos, el cambio de dirección de los vientos y la antigüedad de las edificaciones.

Saffir-Simpson

La escala de Saffir-Simpson se compone de categorías en base a los indicadores de la presión central incorporada y la marea de tormentas. La presión central ha sido utilizada a partir de los años 1970 y 1980 en vez de los vientos como una medida más exacta de intensidad. Sin embargo, los aviones de reconocimiento solo estuvieron disponibles de forma rutinaria para inspeccionar los huracanes a partir del año 1990.

La marejada se califica también por categorías, desde las primeras clasificaciones en 1972. Sin embargo, el tamaño de los huracanes (medida de los vientos con fuerza de huracán), la batimetría local (profundidad de las aguas cercanas a la costa), la topografía, la velocidad de avance del huracán y el ángulo de la costa también afectan la marejada que se produce.

Por ejemplo, el gran Huracán Ike (con vientos huracanados que se extendieron hasta un radio de 125 millas desde el centro) en 2008 toco tierra en Texas como un huracán de categoría 2 y tuvo valores máximos de marejada de 20 pies. Por el contrario, el Huracán Charley (con vientos de fuerza huracanada que se extendieron solo 25 millas del centro) azotó la Florida en 2004 como huracán de categoría 4 y produjo una marejada cercana a los 7 pies. Estas medidas de la marejada quedaron sustancialmente fuera de los parámetros indicados por la escala original.

Por lo tanto, para ayudar a reducir la confusión en el público sobre los impactos asociados con las diferentes categorías de huracanes, así como para proporcionar una escala más científicamente sustentable con respecto a los parámetros de las marejadas, se decidió retirar varios indicadores. La evaluación del impacto de las inundaciones y de los estados de presión ayudaron, junto con la implementación de los picos de vientos, a una versión de escalas de vientos Saffir-Simpson de mayor eficacia.

Nota: Los reconocimientos de impacto detallados a continuación fueron derivados de las recomendaciones gentilmente proporcionadas por Bruce Harper, Forrest Masters, Powell Marcos, Marshall Tim, Tim Reinhold y Peter Vickery, expertos en ingeniería de vientos huracanados.

Este proyecto es patrocinado por la División de Gestión de Emergencias de la Florida.
© 2017 Florida International University | Web/Accessibility Policy |  Creado por Digital Communications | Website Feedback